La idea del audiovisual

Artículos

Telemadrid y su enorme agujero

El modelo de negocio de las televisiones públicas es un debate eterno que parece estar siempre sobre la mesa. El extremo despilfarro realizado por Telemadrid en contratar los servicios de presentadores como José Luis Garci, Fernando Sánchez dragó, Isabel San Sebastián o Hermann Tertsch vuelve a sembrar dudas acerca de la utilización de estas emisoras, que por regla general suelen mostrar una línea editorial tendenciosa y propensa a favorecer al Gobierno que la administra –en el caso de la Comunidad de Madrid, responsabilidad del Partido Popular-.

telemadridLa otra cara de estos dispendios son los recortes y despidos en personal de trabajo, por lo que se prescinde de buenos profesionales del audiovisual a favor de inflar el sueldo de caras conocidas y afines a la formación política que intenta orientar a la opinión pública con sus contenidos.

En el caso andaluz, la sombra sobre la hipotética cercanía de los contenidos de la Radio Televisión de Andalucía con el Partido Socialista Obrero Español ya dura lustros. Algunos espacios de Canal Sur Radio, por ejemplo, se convierten en el boletín oficial del partido que controla la emisora. La falta de pluralidad en algunos programas de la RTVA contrasta con la aportación social y cultural de este ente público, que ha contribuido en los últimos veinticinco a derribar las barreras entre las ocho provincias de la comunidad y a vertebrar puntos de entendimientos entre diferentes partes de la región.canal sur

Las corrientes de opinión próximas al liberalismo abogan por privatizar los medios autonómicos que aún son públicos. Lo paradójico de algunos personajes que sostienen esta posición es que han sido ellos mismos los que han cobrado cantidades estratosféricas de estas mismas cadenas, lo que les resta credibilidad. Las televisiones autonómicas son necesarias para mostrar la imagen de una sociedad con más cercanía al ciudadana, para reconstruir las culturas y las tradiciones y para servir de elemento cohesionador entre coterráneos; eso sí, ninguna de estas premisas debe estar reñida con una gestión económica austera, cabal y solvente.

Aumento de licencias en la TDT

El aumento de licencias en la televisión digital terrestre española no ha supuesto ninguna aportación ni innovación al lenguaje audiovisual. El número de canales que ahora vemos en abierto en nuestros televisores ha aumentado considerablemente en el último lustro, pero todo ha sido una oportunidad perdida para aportar valor y contenido.tdt

Las nuevas frecuencias, en la mayor parte de los casos, únicamente han servido para que los grupos mediáticos viertan en ellas todas las series que tienen en propiedad y ya nunca podrían volver a emitir en sus canales punteros. Estos canales se han convertido en una especie de vertederos en los que depositar contenidos ya cumplidos para intentar sacarle una mínima rentabilidad, ya sea económica o simplemente rentabilidad indirecta a través del prestigio del grupo por tener más canales en funcionamiento.

Las reposiciones, repeticiones y programas en diferido son la tónica imperante. No obstante, también hay canales temáticos cuya aportación a una televisión de calidad es prácticamente inexistente. Algunos están orientados hacia el público masculino, pero llevan su búsqueda del público objetivo hasta el estereotipo más simple; el hombre aparece como amante de los coches, de la mecánica, de la fuerza bruta.

Por otra parte, canales como Divinity están más enfocados a las mujeres, pero también en forma de arquetipo o estereotipo poco elaborado. La decoración de interiores, la pulcritud del hogar, la moda más frívola o los trajes de boda conforman el imaginario femenino de la cadena. A todo ello hay que sumar la importación de programas estadounidenses de muy baja calidad que contaminan aún más el pobre discurso de estas televisiones.
La TDT sí ha cambiado por completa la programación de las televisiones. No hace tantos años era usual ver en las mañanas espacios dirigidos a los niños y series de dibujos animados. Ahora, los programas infantiles han salido de las cadenas clásicas para quedar acotados en las temáticas, como es el caso de Boing, Disney Channel y Clan.

La dinamita cambio al mundo

Un explosivo sumamente destructivo, así es como conocemos a la dinamita; un artefacto que revoluciono todo tipo de industrias como la minería, las demoliciones, y construcciones de nuevas estructuras, sus componentes son básicamente nitroglicerina liquida absorbida, aislada del medio externo por una capa de serrín, que se encuentra conectada a un detonador por medio de un cable que producidora el chispazo desencadenante, por lo que consideramos que la dinamita cambio al mundo, propiciando la modificación de los terrenos.

Nobel creador de la dinamita

Para hablarte de la historia de este dispositivo, es necesario explicar cómo se inventó y quien fue su ingenioso creador; Alfred Nobel, prodigioso científico natural de Estocolmo-Suecia era maestro y pionero de las artes químicas, perteneciente a una familia que era dueña y productora de explosivos a base de nitroglicerina, se desempeñó siempre en la actividad familiar, pero la muerte de su hermano, electricistas 24 horas Madrid, por la manipulación de nitroglicerina liquida lo motivo a encontrar la manera de manipular este líquido de una manera estable y segura para quien la usara.

La nitroglicerina era conocida por ser altamente inestable en su estado líquido, descrita ya en 1847 por Sobrero Ascanio, con lo que ya había iniciado una revolución en guerras e industrias incluso antiguamente se llegó a utilizar, pero Nobel descubrió que la unión de esta con la piedra diatomita evitaba la explosión por movimientos o golpes, e incluso quemando por la superficie del dispositivo, solo explotando si existía el detonante eléctrico necesario.

Así Alfred nobel patento la dinamita, además de crear en el transcurso del tiempo unas variantes, igual de seguras y potentes, como la dinamita de goma y la moldeable, con esto la dinamita cambio al mundo.
Gracias a esta idea reflejada en invento, nobel gano millones de dólares, y se le considera un pionero de las artes científicas, por lo que se creó un premio en su nombre con el que se galardona a los científicos de diversas áreas con descubrimientos que cambien y mejoren la calidad de vida de la humanidad.

La dinamita cambio al mundo ya que ayudo a la restructuración de ciudades a pasos veloces, destruyendo montañas para la construcción de edificios y vías o carreteras, dándole un giro de 360º a la industria de la minería y construcción.

Cultura AV

La cultura audiovisual a la que los medios de comunicación han acostumbrado al grueso de la audiencia española propicia que la calidad de los productos que se emiten sea muy pobre. Por ejemplo, cuando Telecinco opta por poner en antena las obras de Arturo Pérez-Reverte ‘Alatriste’, a los pocos minutos de visualizarla se percibe que la tecnología audiovisual empleada es muy justita, que los decorados dan un poco de lástima, que los planos no aportan nada y que la trama se edulcora.

crematorioEs difícil concebir en España un producto audiovisual que no esté dirigido a toda la familia y que contenga en su guion pretensiones para hacer pensar o reflexionar sobre la especie humana. Las series y telefilms que se emiten son planos, repetitivos y basados en arquetipos más que manidos. Entre los protagonistas suele haber siempre jóvenes atractivos que hagan el producto interesante más por el continente que por el contenido, elementos tales dignos de una limpieza llevada a cabo por una empresa de desatascos en Valencia, puesto que deja hasta un olor rancio en las televisiones de este país.

Que series como ‘Breaking bad’ se emitan en Canal Sur en verano y de madrugada muestran el carácter poco ambicioso de la cultura audiovisual en nuestro país. El espectador español medio, a estas alturas, parece no estar educado de forma audiovisual para soportar en “prime time” series como ‘Juego de tronos’, ‘The Wire’, ‘True detective’, ‘Los Soprano o ‘House of cards’. Las exigencias del discurso narrativo, el mimo de los planos, las tramas cocidas a fuego lento, la complejidad de los personajes o la personalidad de los decorados son a estas alturas demasiadas complejidades para los medios españoles y, por consiguiente, para quienes consumen exclusivamente televisión.

Por fortuna, cada vez hay en nuestro país espectadores más exigentes que se las ingenian para escapar de las televisiones generalistas y ver series, películas y documentos audiovisuales que merecen la pena. No obstante, en la que a la creación de series patrias se refiere, no todo son mediocridades; ahí están series tan respetables como ‘Crematorio’ o ‘Qué fue de Jorge Sanz’, que, dirigida por David Trueba, ha vuelto a emitir un nuevo capítulo este año para movistar+.

IDEA

Si tu IDEA es de montar tu pequeño tinglado audiovisual no dudes en tenernos como referencia, con nosotros tendrás las mejores herramientas para ponerte a la cabeza del espectro audiovisual. Pero no solo eso, también noticias, curiosidades, television e internet, si tyu mundo es el audiovisual o la comunicación, no dudes en prestarte en visitar nuestra web.