Primera imagen: un perro mestizo mexicano hace historia en Instagram

La historia tiene memoria y cuando se trata de tecnología esta tiene más presencia en el tiempo. Un empleado de la empresa Fontaneros el señor Pablo Rivas tuvo la curiosidad de indagar por el internet la primera fotografía o imagen que fue subida en Instagram cuando la red social hizo su aparición en el espacio interactivo. Luego de su investigación quedó deleitado de ver aquella imagen muy real y a la vez muy humana de quien logró la toma; se trataba de una bella fotografía de un perro de la calle que yacía en los pies de una mujer.

Quedará para la historia que fue un perro mestizo el protagonista que hace una aproximación de 8 años, tuvo el privilegio de ser captado por la cámara fotográfica de manos de uno de los fundadores de Instagram. Será parte de un banco de imagen para que ser memorable en el tiempo de la historia de los avances tecnológicos en cuanto a las diversas aplicaciones; el Instagram es una herramienta que su mayor relevancia es la incorporación de imágenes con poco contenido escrito, pero que la facilita los mensajes directo con los cibernautas.

La directora de la gerencia de comunicación Kerlis Mavo de la empresa Electricistas opina, recordar es vivir y recordar esa fotografía es emocionante, ya que cada imagen tiene una historia que narrar. El sólo hecho de visualizar la fotografía y leer que ocurrió ese día nos adentramos a un cuento muy real; sus protagonistas son el perro con una raza no definida, los pies de la mujer (novia del fotógrafo), el fotógrafo y el ambiente o locación (en algún lugar de México). Esa historia ¿sería planeada o se daría de manera espontánea?, un sinfín de preguntas se darán respuestas por otros curiosos en la web.

La investigación no termina, el señor Pablo Rivas Fontaneros continúa relatando su hallazgo sobre su curiosidad, resulta que uno de los fundadores de Instagram invitó esa tarde a su bella novia a caminar por una ciudad de México, y en una esquina se les antojó unos deliciosos tacos mexicanos; se comieron varios en un kiosco que quedaba en una esquina y luego la novia se sentó en un banco que quedaba justo al lado del  kiosco, se le acercó el canino y buscó cobijo a los pies de una adorable mujer. El novio no pudo con aquel momento sublime y noble y empuño su cámara logrando una fotografía que ya tiene más de 8 años dándole la vuelta al mundo.

Toda fotografía en Instagram va a tener repercusión según lo que transmita, es decir una imagen descifra más que mil palabras, en este caso los ojos de un perro de la calle evocan muchas emociones y cada receptor (seguidores) le dará su apreciación.  Una imagen que hoy en día en la red social Instagram tiene más de 10 mil seguidores; un impacto causado por un perrito mexicano que no se sabe si aún vive.